jueves, 2 de octubre de 2014

Buscando a Ratón Pérez.






MI PRIMERA CAIDA DE DIENTES.



Yo ya había pasado por esto con mi pequeñina, pero tenemos que ir preparando a Álvaro para la llegada del Ratón Pérez. No porque a Álvaro se le mueva algún diente, sino porque ya está deseando que se le caiga uno, y claro , en breve empezarán a moverse esos dientecinos.
Álvaro ya empieza a hacer sus preguntillas sobre el Ratón Pérez, y claro su hermana mayor, como hermana que es , le cuenta sus numerosas experiencias ( porque ya han sido unas cuantas) de caídas de dientes. Mi chica le empieza a explicar a su hermano , que cuando se le caía un diente, dejaba su dientecino en su cajita especial de dientes.

Ella le explica emocionada a su hermano, que ella le dejaba la cajita de sus dientes debajo de su almohada con un trocito de queso dentro de la cajita, donde el pequeño ratón igual de apasionado por la lectura que ella, la dejaba un minicuento junto a una monedita ( ya os contaré mas sobre estos minicuentos en otro post, porque ahora no viene a cuento) .





Álvaro se estusiasmaba con la idea de que le trajeran  cuentos de piratas, monstruos, etc.... y su particular monedita. Y le empieza a surgir dudas, donde surge un pequeño diálogo entre hermanos, donde mi chica empieza a responder a las preguntas que puede:

- ¿ Dónde vive el Ratón Pérez?
- En Madrid ( si, si , es madrileño, me encanta.)
- !Toma, como yo! ¿ Pero donde?
- Pues en una calle cerca de Sol . ( yo aclaro C/Arenal,8 , pero el chiquitín se queda igual). Yo he estado , me llevó mamá de chiquitita, y vive en una caja de galletas.

Álvaro abría los ojos como platos, emocionado , pidiéndome poder ir a ver su casa, igual que fue su hermana en su momento, y claro, yo le dije que sí. Que allí iríamos. 

Pero claro, al peque le surgen mas dudas, quién es realmente el Ratón Pérez, si tiene familia o no, etc....

Es curioso, que todo el mundo sepa que cuando a un pequeñajo se le cae los dientes viene el Ratoncito Perez, pero que muy poca gente, contada con los dedos ,conozca su historia.

Yo empecé a rebuscar entre mis libros, y claro saco el cuento original que Coloma escribió para el niño rey Alfonso XIII y para todos. 


Claro, cuando se lo enseño a Álvaro, veo que le llama la atención, el libro, los dibujos, la encuadernación, pero claro, le resulta raro ( normal con 5 añitos le parece un libro un poco serio y aburrido).







Así que , creo que es conveniente que le cuente la historia con el siguiente libro. El diente de Buby. Este libro es una adaptación y recreación del cuento infantil Ratón Pérez, y creo que mucho mas adaptado para un niño de 5 años. ( Yo este libro, lo adquirí personalmente cuando estuve en la Casa Museo del Ratón Pérez con mis peques en la C/Arenal donde vivía nuestro ratón ) . ISBN 9788461372744




Después de contar el cuento del Ratón Pérez , mi peque seguía emocionado con la historia y sólo quería que se le cayera un diente.





Así que , el pobre, tendrá que seguir esperando la llegada del famoso ratón con un poco de paciencia, y yo con esta historia, colorín colorado, te doy las buenas noches, mi pequeño rey.
















EL PADRE COLOMA Y EL REY BUBY

La Reina María Cristina, le encomendó la creación de un cuento al Padre Coloma, como regalo para su hijo, el niño Rey Alfonso XIII, con motivo de la caída de un diente, a los ocho años de edad (hacia 1894).


En este cuento, se habla del maravilloso viaje que el pequeño Rey Buby (en realidad el apelativo que la Reina Madre utilizaba con su hijo, Alfonso XIII) inicia de la mano del Ratón Pérez, transformado a su vez en un pequeño ratoncito, para conocer como vivían sus pequeños súbditos, algunos de ellos muy pobres, como el niño Gilito. En este viaje, Buby aprenderá valores como la valentía, el cuidado de sus súbditos y la generosidad.

La primera edición del cuento data de 1902, con una reedición ilustrada en 1911. Su manuscrito se conserva, desde 1894, en la biblioteca del Palacio Real.


Si quereis que vuestro hijo disfrute, contarles la historia del ratón Pérez, y llevarles a la casa donde vivía, y que vuestros hijos busquen a modo de juego la placa donde se especifica donde vivió nuestro ratón, les llama muchísimo la atención. Y claro está, no dejéis de visitar su Casa Museo.





Alicia.