martes, 30 de septiembre de 2014

Comida divertida.



A mi me gusta darle color a las comidas, para que sean mas divertidas para nuestros peques. porque como dije en el post LOS COLORES SI IMPORTAN , a ellos les llama mucho la atención la comida colorida. 
En estos días que ya empiezan a ser lluviosos y fríos, y que no tenemos pensado salir con nuestros peques a ningún sitio, puede ser divertido hacer alguna receta juntos, ya que eso les hará divertirse, entretenerse y además les encantará probarlo. 
Nosotros este fin de semana hemos hecho una receta que nos enseñó la tía Mari, que la primera vez que la hicimos con ella, fue un desastre, porque mi hija y yo la liamos parda. Hicimos unos cakepops que se nos torcían, la galleta y el chocolate atravesaban el palo, etc... pero lo que si quedaron fue buenísimos y además lo pasamos genial, fue divertidísimo, Pobre tía Mari, no sabía que hacer con nosotras. Vaya alumnas. Así que este finde las dos nos hemos puesto el reto de que esta vez quedaran perfectas, y así fue, además de superchulas quedaron riquísimas.



Álvaro, viendo el libro, me decía, "este quiero hacer la próxima vez. Se lo decimos a la tía Mari. " . Pobrecilla , vaya paciencia que tiene que tener con nosotros. Así que la próxima vez, nos toca balones de futbol.






Este libro , que me regaló mi cuñada Carol, tiene un montón de recetas divertidas para hacer con los niños, se llama COMIDA DIVERTIDA, y la verdad que lo es.

Os dejo el ISBN por si alguién le gustaría tenerlo, ISBN 9783625004073.



La cocina es una escuela para los niños. Con lo que aprenden en la cocina, los niños también aprenderán a planificar, a decidir, a valorar, a medir y pesar (una habilidad matemática), a tener responsabilidad, a dar más valor a la seguridad y a la limpieza, y al mismo tiempo, a compartir una actividad con su familia.

Así que a cocinar, y sobre todo , a disfrutar.


Alicia.